fbpx

Suscríbete a nuestro newsletter

El aguacate es el negocio

El aguacate es el negocio

Colombia, un país con una gran riqueza natural y un clima tropical que sobresale por las oportunidades que genera en el sector agropecuario al poder contar con tierras que se caracterizan por su clima templado, humedad apropiada, suelos meteorizados,  irradiación alta y una marcada topografía altitudinal. Lo anterior le aporta a nuestra fruta, en específico al aguacate,  un carácter especial.

Como colombianos hemos podido observar el gran crecimiento que ha tenido el sector aguacatero en el país, donde cada año son más las hectáreas sembradas con esta fruta que revoluciona el mercado internacional, especialmente Europa, Estados Unidos y ahora Asia.

Lo que comenzó con unos pocos viveros sembrados con árboles de aguacate en 1982, ahora 37 años después, se dice que hay cerca de 17.000 hectáreas sembradas en departamentos como Caldas, Antioquia, Valle del Cauca, Santander, Norte de Santander, Risaralda, entre otras.

Se asegura que el aguacate es el negocio por el crecimiento exponencial que ha tenido a lo largo del tiempo donde no solo se ha evolucionado en términos de áreas sembradas, sino, también el tema de exportaciones ha tenido un incremento considerable.

En el año 2009, donde comenzaron las exportaciones de aguacate colombiano se enviaron un total de dos contenedores y medio al mercado holandés y ahora, tan solo 10 años después, esta cifra se ha superado de manera impresionante llegando a estimar una exportación total de 56.700 toneladas de la fruta, lo que se traduce a 78.000 millones de dólares.

Este es un sector cuyo crecimiento ha favorecido significativamente al país, dado que encontramos cómo muchas familias ahora viven del cultivo de aguacate, se ha vinculado a la mujer en el trabajo y se ha reconocido el desarrollo favorable de los árboles de aguacate en gran parte de las zonas del país generando altas productividades.

Es debido resaltar que el desarrollo de la industria en el país ha atraído la inversión extranjera, donde encontramos cómo en nuestra tierra ya hay más de 6.000 hectáreas compradas por inversionistas mejicanos, chilenos y peruanos para cultivar aguacate.

Así como encontramos grandes oportunidades en el país para el cultivo de la fruta, igualmente hay una gran cantidad de retos, donde el principal es estar en un negocio que se vuelva competitivo y sostenible a largo plazo.

La construcción de estos dos aspectos requiere de unos esfuerzos específicos como es el del enfoque en la calidad de los productos; trabajar en el desarrollo de certificaciones de orígenes donde se busque unificar la calidad del aguacate; es debido hacer un esfuerzo especial en la gerencia del agro, donde se tengan en cuenta temáticas como el desarrollo humano y la gestión humana; igualmente, hay que hacer un especial énfasis en la promoción del consumo interno de aguacate.

Es oportuno hacer un llamado a los pequeños y grandes productores para que se comprometan con su labor y con la entrega de productos de calidad, pues no solo se trata de abrir un mercado y enviar una gran cantidad de contenedores, sino que es necesario que se efectúen estrategias de promoción del producto en ese país, para lo cual es necesario invertir un dinero.

Para conocer un poco más acerca de la realidad del mercado de aguacate, las tecnologías implementadas en el sector y otras temáticas de gran interés para la industria, asiste al IX Congreso Mundial de Aguacate. Consigue tu boleta aquí: https://bit.ly/2IdoC7R.

Deja un comentario

Cerrar menú