Suscríbete a nuestro newsletter

Japón, un mercado por descubrir

Su población de más de 120 millones de consumidores, el alto nivel de importaciones agrícolas y su poder adquisitivo, hacen que Japón se consolide como un destino clave para países con vocación al agro, lo cual se convierte en una excelente oportunidad para Colombia y de manera particular para el aguacate.

El consumo de este producto ha madurado significativamente en el mercado japonés, donde ingresó en los años 80 proveniente de México y en la actualidad cuenta con otros importantes proveedores como Chile, Estados Unidos, Perú y Nueva Zelanda. Lo anterior, ejemplificando el dinamismo del mercado y sus oportunidades para abrirse a múltiples oferentes.

De acuerdo con el Ministerio de Finanzas Japonés, en el primer semestre del 2018 se importó este producto por valores cercanos a los 108 millones de dólares, reflejando un crecimiento del 29% en los últimos tres años y aportando al fortalecimiento de su mercado.

Por otra parte, Colombia sigue avanzando en la consolidación de un comercio exterior sólido a nivel de aguacate y tan solo en el último semestre sus exportaciones representaron 38 millones de dólares, a más de 20 destinos. Cifras que demuestran la relevancia que este producto adquiere y la gran labor de los agricultores colombianos en su desarrollo.

La visita por parte de la delegación del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca (MAFF) de Japón y las reuniones sostenidas con autoridades y gremios nacionales, en el pasado mes de octubre, son un paso vital para el proceso de admisibilidad sanitaria del aguacate Hass colombiano, que demuestran el   desarrollo que ha tenido el país para con este mercado. Japón, no solo cuenta con una demanda ávida, sino con requerimientos estrictos en materia de calidad y trazabilidad, retos posteriores a la admisibilidad que deben cumplir aquellos que quieran ingresar a los hogares nipones.

Como Cámara Colombo Japonesa de Comercio e Industria, trabajamos por el empresariado colombiano, creyendo firmemente en la capacidad de los productores nacionales y apoyándolos en sus procesos de ingreso a Japón. Labor que es adaptable a múltiples sectores, incluyendo el agrícola y, por supuesto, el aguacate.

A pesar de los diversos pasos que deban superarse para llegar a ese mercado, su ingreso representa una oportunidad inigualable y la posibilidad de establecer transacciones a largo plazo con altos retornos, característicos de países como Japón, donde las relaciones comerciales adquieren un carácter importante por la visión a largo plazo que los caracteriza.

Creemos que Colombia ha hecho bien la tarea, su nombre y capacidad productora de aguacate ha empezado a reconocerse a nivel mundial, así como en Japón, donde ya hace parte de las discusiones gubernamentales, aspecto visible en todo el proceso que se ha adelantado para la admisibilidad de este producto.

No quisiera finalizar sin resaltar la importancia que tiene que Medellín haya sido designada como sede del IX Congreso Mundial de Aguacate (WAC) en septiembre de 2019, donde se tratarán temas como calidad, asuntos fitosanitarios y cadenas de distribución, refuerza no solo la posición del país, sino su compromiso hacia el adecuado desarrollo de su industria. Las ferias comerciales son, por excelencia, eventos apetecidos por los comerciantes y productores japoneses, país donde se llevan acabo más de 600 eventos anualmente, que van desde la discusión de temas técnicos, hasta el establecimiento de negocios; así como su participación en múltiples eventos a nivel mundial.

 

Oscar Romero

Director Ejecutivo

Cámara Colombo Japonesa de Comercio e Industria

info@camaracolombojaponesa.org

www.camaracolombojaponesa.org

Cerrar menú