Suscríbete a nuestro newsletter

Alternativas de la operación portuaria para el aguacate colombiano

Por: CFS Banacol

Sitio web: https://www.banacol.com/servicios-logisticos/

La búsqueda de nuevas opciones para impactar positivamente los costos y los tiempos en nuestra cadena es una dinámica incesante para todos los que estamos involucrados en temas logísticos.

El asunto adquiere un matiz que requiere más atención cuando se trata de manejo de perecederos – entre ellos el aguacate -, ahora que involucra una serie de factores adicionales a monitorear: Observancia de la cadena de frío, seguimiento cercano de los tiempos/condiciones de transporte nacional e internacional – por la limitación de la vida verde – y la disposición de recursos idóneos en las diversas instancias para garantizar la preservación de la calidad hasta su llegada al destino final – inspecciones por parte de las autoridades, entre otros -.

Es un alivio encontrar que en el mercado aparecen opciones que entienden esta dinámica y que sus servicios se orientan hacia la satisfacción de estos requerimientos.

Vamos entonces a la industria colombiana, en la que la tradición bananera es referente para los demás productos del agro – como el aguacate -, que quieren posicionarse en los mercados internacionales y podemos afirmar que su aprendizaje puede ser un modelo para este fruto en muchísimos aspectos.

La dinámica del mercado ha propiciado la llegada de grandes líneas marítimas mundiales a la región de Urabá, en la que estos mismos bananeros tienen una infraestructura portuaria que están poniendo a disposición de otros exportadores – modelo replicable en la industria del aguacate -, acompañándolos de cerca, entendiendo su modus operandi y compartiendo con ellos las ventajas de un servicio pensado para el manejo de carga perecedera (instalaciones, autoridades, tráficos de navieras).

Las condiciones de acceso son muy convenientes en términos de tiempos y costos, Urabá está geográficamente localizado un 40% más cerca de los grandes centros industriales del país, en comparación con los demás puertos del Caribe y eso, por efecto natural, impacta positivamente la cadena.

Sin abandonar jamás su especial atención a los temas de seguridad, fundamentado en la importancia de su reputación como origen, la protección a sus marcas y su solidaridad con el país y los demás exportadores.

Los más importantes actores de la producción y comercialización de aguacate en Colombia se han aventurado a probar el modelo y sus volúmenes en la zona han permanecido y crecido, la participación que ha tenido la región de Urabá en el volumen de exportación nacional a cierre de 2018 representaba algo cercano al 20%, considerando adicionalmente que para la temporada de 2019 han declarado abiertamente su apoyo y proyectan un mayor direccionamiento, así que su relevancia tiende a crecer.

Cerrar menú