fbpx

Subscribe to our newsletter

Aguacates orgánicos y sostenibles

Aguacates orgánicos y sostenibles

El manejo sostenible de cultivos se ha posicionado como tendencia en los últimos años debido a la importancia del cuidado del medio ambiente y la exigencia de los nuevos consumidores por productos más naturales y que utilicen cada vez menos insumos químicos en sus procesos de producción, distribución, transformación y comercialización.

El aguacate por supuesto no es la excepción, y con el aumento exponencial que ha tenido su cultivo y consumo, se ha convertido en un tema fundamental para toda la cadena de valor, y que ha tratado de afrontarse desde diferentes ámbitos.

Para empezar se han planteado diferentes estudios y proyectos en los que se produce aguacate hass de manera orgánica, lo que implica reducir a cero la utilización de insumos y fertilizantes químicos, para reemplazarlos por componentes naturales y orgánicos que pueden cumplir las mismas funciones.

Este tipo de cultivo orgánico se apoya de prácticas que contribuyen a la producción natural como lo son la rotación de cultivos, utilización de residuos de cosecha, estiércol de animales, desechos orgánicos, abonos verdes, compostas, control biológico, entre otras…  Todo esto en conjunto constituye una oportunidad para que el sector desarrolle proyectos más sostenibles, favoreciendo tanto al medio ambiente como al mercado.

De las investigaciones que se han realizado respecto a este tema, que han sido primordialmente en México, se han extraído varias conclusiones que permiten perfilar un camino interesante para continuar la exploración de un modelo sostenible para el cultivo de aguacate, especialmente en la variedad hass, gracias a su popularidad, niveles de consumo y exportación.

Aquí les compartimos algunos hallazgos importantes y que se han presentado en diferentes artículos académicos y en los que se han aplicado modelos de agricultura orgánica teniendo en cuenta estándares de producción altos y comparándolos directamente con los modelos tradicionales.

  • Aunque las enfermedades más comunes como roña y antracnosis tuvieron índices superiores en los cultivos orgánicos que en los tradicionales, el porcentaje de variación no superó nunca el 6%.
  • El tamaño de los aguacates aumentó con la producción orgánica, siendo entre 10 y 15 gramos mayor.
  • La producción fue 10% mayor con el sistema orgánico que con el tradicional.
  • La velocidad de crecimiento y tiempos de cosecha no cambiaron entre ambos modelos.

Estos estudios, aunque se presentan en condiciones específicas y no pueden ser tomados como representativos para todas las regiones en las que se produce aguacate, sí son un acercamiento válido para seguir promoviendo la cultura sostenible en la industria y crecerla no solo comercial sino también responsablemente produciendo aguacates orgánicos y sostenibles.

Leave a Reply

Close Menu